miércoles, 1 de noviembre de 2017

Cómo diseñar (y cómo no) tu oficina


Existen miles de tendencias capaces de satisfacer la imagen de nuestro espacio de trabajo, las cuales a su vez pueden saturar la información y distorsionar la toma de decisiones.

Es por ello que la identidad debe prevalecer ante todo, de manera en que se busque el concepto “fantástico, clásico y auténtico”.

Los estereotipos deben seleccionarse con cuidado y saber ser escogidos con prudencia (no por contar con muebles y equipos costosos significa que nuestra imagen dependerá de ello). El acondicionamiento adecuado de nuestro espacio de trabajo requiere de tiempo, investigación, atención y puntos de enfoque a consolidar.

Para lograr implementar un diseño sólido de tu espacio de trabajo debes conocer los siguientes tips:

Implementa: Busca centrarte en la comodidad psicológica del empleado.

El reto consiste en considerar formas de hacer más felices a los empleados sin disminuir los desafíos creativos y las expectativas de una calidad de trabajo. 

Toma en cuenta los siguientes puntos:
  • Segmenta y distribuye tus áreas operativas de tus visitantes.
  • Plasma un concepto de acuerdo al sitio de trabajo o desarrollo.
  • Ponte en los zapatos de tus prospectos y visualiza las posibilidades de las áreas.
Evita: Sacrificar tu identidad de marca por los muebles con descuento.

Como en todo inicio buscamos adecuar a como sea posible nuestro espacio de trabajo, más sin embargo esto no significa que sea la única opción inmediata que solucionará todas nuestras necesidades. 

Recuerda que la cultura y los valores de nuestra empresa se reflejan en el lugar donde trabajamos. 

Toma en cuenta los siguientes puntos:
  • Evalúa, infórmate y considera opciones ideales.
  • Protege tu inversión y asegurate de contemplar los tiempos de garantía en caso de robo o pérdida.
Diseña a tu gusto y necesidades con los Muebles para Oficina que encontrarás en Ambiant.




No hay comentarios:

Publicar un comentario