jueves, 27 de abril de 2017

5 secretos para encaminar a tu restaurante hacia el éxito


La vida de un restaurante son sus clientes, los que llegan por cuenta propia buscando nuevos lugares y sabores, los que llegan por recomendación, los que has logrado convencer y regresan, debemos cubrir con calidad y servicio todas las etapas para causar la mejor impresión, realzar la experiencia y sembrar la semilla para que deseen regresar.

El lanzamiento y vida de un restaurante depende de múltiples factores para hacerlo funcionar. Más allá de los igualmente importantes elementos financieros, nómina y pago a proveedores, debemos pensar en la experiencia que estamos ofreciendo. A continuación presentamos elementos que son importantes para crear un restaurante de éxito:

Conoce a tus clientes

Tal como las estrategias de marketing efectivas van encaminadas hacia grupos específicos, tu restaurante debe tener las condiciones que empaticen con ellos y los atraigan. Una buena elección de local, cercano a negocios con sus intereses; tienes la última palabra sobre el tipo de cocina a promover (italiana, bistró, tex mex) pero debe acondicionarse pensando en la percepción y gustos de tus comensales. Al final de esto, debemos tener un oído muy cercano a sus reacciones, para evolucionar y enriquecer tanto el menú como el servicio ofrecido.

Buena comida. Su elaboración, presentación y cómo se entrega a la mesa

Buenas recetas, buenos cocineros, procesos de primer nivel para la elaboración rápida y de calidad de cada platillo, son algunos de los detalles a cuidar para persuadir a los paladares y que comience el correr de voz sobre lo bueno que se come en tu establecimiento. Casi tan importante como el sabor es la manera que llega a manos del comensal; hasta los negocios de comida rápida tienen paquetes y vasos personalizados que fortalecen el impacto visual y la percepción del sabor.

La experiencia en el lugar

Cumplir con alimentos es una parte; nuestra meta es envolver a nuestros clientes en una experiencia completa, desde que entran al local, la selección de decoración, iluminación y mobiliario, para invitar a que permanezcan más tiempo consumiendo y que planeen futuras convivencias contigo.

Existen distintos criterios para balancear lo que queremos, atender muchos clientes en menos tiempo, o tener pocos clientes de calidad. Con esquemas de colores en la pintura, tipo de muebles e iluminación (tenue para intimidad y momentos prolongados, fuerte para vitalidad y estancia breve), podemos ofrecer distintos grados de comodidad para regular el tiempo promedio de cada comida.

Atención de calidad

Tú como consumidor has visto más de una vez la diferencia entre un mesero que te atiende como siguiera un libreto, con más interés de terminar el día que de atenderte, en comparación con personas que te atienden con sonrisa genuina y la espontaneidad de la mano con una buena preparación.

El mejor lugar puede venirse abajo si las contrataciones son hechas a la ligera, pudiendo perder a tu clientela base en un abrir y cerrar de ojos. Puede ser más complicado estar entrevistando y seleccionando al personal ideal, pero el resultado hace la diferencia.

Replicabilidad

La esencia de un buen restaurante es poder hacer de forma consistente todos sus platillos, para que en cada visita se tengan sabores con la mínima variabilidad. Las grandes cadenas ponen especial énfasis en este punto, para poder ofrecer la misma calidad y sabor en todas las localidades donde estén presentes; aprendiendo de ellos, podemos voltear hacia nuestro ofrecimiento y cuestionarnos sobre nuestros procesos, los detalles del servicio para tomar las acciones necesarias para tener buena calidad en comida y servicio de forma estable.

Conoce las mejores opciones que Ambiant tiene para ti en Muebles para Restaurantes

No hay comentarios:

Publicar un comentario