jueves, 30 de marzo de 2017

Lo que podemos hacer para tener oficinas más saludables

Mobiliario de Oficina


La calidad de vida que tienes es el resultado de la simbiosis entre tu salud interior y el entorno en el que vives. Una vida saludable en el ambiente de la oficina se logra con la contribución de varios elementos y la participación de todos los que trabajan en ella:

Todo empieza por tu cuerpo.
Parte del problema de no tener la energía suficiente para sobrellevar y superar los retos del trabajo es que damos por hecho nuestra salud, que con las presiones, inactividad y mala alimentación van creando la enorme bola de nieve. Date el tiempo para descansar las horas que tu cuerpo necesita; de ser posible, toma siestas breves de diez a quince minutos para refrescar la mente. En cuanto alimentación, tu cuerpo no puede recargar y renovarse sin la materia prima necesaria; cuida tus horarios, la calidad y balanceo de los ingredientes, además de beber agua suficiente durante el día. Las botanas y alimentos entre comidas no están prohibidos, aunque se recomienda elegir entre las opciones sanas, sin azúcar y bajos en grasas

La inactividad durante las largas horas del turno, además de atentar contra nuestro estado de ánimo, puede producir desbalances químicos y atrofiamiento tanto de músculos como del funcionamiento apropiado de tus órganos. Hay formas para ser productivo en movimiento, caminando hacia los escritorios de tus colaboradores en lugar de usar el chat, usando bicicleta para llegar a la oficina, estacionarte a distancia para caminar otro poco. El tiempo está bien invertido, mientras que puedas dar resultados al mismo tiempo que tienes buena calidad de vida.

Descansar la vista es clave, pues nuestro trabajo en recientes años gira alrededor de pantallas de computadora y tablets. Planifica tus para considerar pausas o tareas que no requieran vista intensiva (válido programar alarmas en la agenda). Es importante verificar si las condiciones en tu escritorio son las óptimas; altura apropiada de ojos con respecto a la pantalla en uso.

Acerca la naturaleza.
Además de alimentarse de nuestras exhalaciones, el tener plantas en la oficina nos conecta con pensamientos de relajación. Van desde plantas en macetas personales hasta grandes arreglos botánicos en puntos estratégicos para tener escapes visuales en momentos de descanso.

Según la arquitectura del edificio, estudiar la posibilidad de utilizar menos la iluminación artificial y permitir que entren los rayos del sol. Gracias a la presencia de la luz solar, se puede dar cuerda y calibrar nuestros metabolismos.

Oficina y Ergonomía
Parte de nuestro estado de ánimo, energía y las condiciones óptimas para ser productivos en la oficina es cuando se tiene el mobiliario justo para la tarea y el estilo artístico propuesto para el entorno. Los cambios pueden ir desde un cambio o adición de archiveros, renovación de escritorios libreros, sillas y escritorios.

Concentrándonos en las situaciones que estamos sentados, lo que sería la mayoría del tiempo, se debe prestar especial atención a conseguir asientos cómodos para superar las horas de oficina mientras que se atenúa el cansancio. Existen múltiples opciones de asientos en el mercado; varios proveedores publican sus catálogos para darte a elegir modelos ergonómicos, ajustables a distintas alturas y ángulos.

¿Qué esperas para convertir tu oficina en una saludable y ergonómica? entra a Ambiant Mobiliario y conoce las opciones que ofrecemos



No hay comentarios:

Publicar un comentario