lunes, 23 de enero de 2017

Ergonomía en la oficina

Muebles de Oficina Sillas Escritorios


Parte esencial de la productividad en un negocio tiene que ver con el grado de comodidad para realizar nuestras actividades. Mientras que haya un buen acomodo de elementos y que las estaciones de trabajo tengan lo necesario para trabajar por horas seguidas sin lastimaduras, además de cuidar la salud, el grado de concentración y energía que apliquemos a nuestras tareas será mayor.

Asiento. Una silla cómoda es capaz de dar soporte a la curvatura de tu columna. Acojinamiento para soporte lumbar, descansabrazos para reducir la tensión de los hombros. Respecto a los ajustes finos, la altura de la silla debe permitir que tus pies estén totalmente en contacto con el piso, mientras que tus muslos deben estar paralelos con el piso.

Objetos clave. Dependiendo de las actividades que realices, los objetos con los que interactúas más deben estar al alcance de tus manos, sin tener que estirarte mucho. Como hábito, levántate por los objetos que estén lejanos para evitar fatiga y lesiones.

Teclado y mouse. El mouse debe quedar naturalmente cercano a tu mano, en la misma superficie en la que pongas el teclado. En la práctica, busca que la altura del escritorio y la cercanía de la silla permitan que la parte superior de tus brazos y antebrazo formen un ángulo de noventa grados, para que tu espalda superior cargue menos peso.

Teléfono. Para puestos que necesiten hacer llamadas frecuentes y que al mismo tiempo necesiten escribir en la computadora, usar en modo bocina o agregar una diadema. Esto nos evitará cansancio y lesiones debido a posiciones prolongadas presionando el auricular con la cabeza y el hombro.

Descansa pies. Necesario en el caso que tu silla sea muy alta y no puedas apoyar bien tus pies en el piso, o el escritorio requiere que eleves la posición para poder acomodar bien los brazos. En su defecto, utilizar un banco pequeño para nivelarte y que no estés cargando tus piernas.

Escritorio. En la parte debajo del escritorio debe existir suficiente espacio para que tus piernas, rodillas y pies no topen. Si el escritorio es muy bajo, se pueden conseguir bloques o zapatas para elevar lo suficiente; por lo contrario, si es muy alto y no puede ajustarse, ajustar la silla y emplear un descansa pies de ser necesario. En el caso que la superficie tenga esquinas filosas, pueden acojinarse para descansar las muñecas.

Monitor. Pon el monitor directamente enfrente de ti, aproximadamente a la distancia de tus brazos extendidos. La parte superior de la pantalla debe estar ligeramente abajo de la la altura de tus ojos.

Convendrá estar al tanto de los avances de la tecnología en dispositivos y mobiliario, pues las actualizaciones representarán mejor estado de ánimo, mayor concentración y productividad en nuestras operaciones. Si estás interesado en tener los mejores muebles ergonómicos del mercado visita Ambiant Mobiliario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario