lunes, 23 de enero de 2017

5 Ejercicios que puedes hacer en la oficina

Muebles para Oficina


Nuestra salud y vigor dependen de nuestras actividades; el humano moderno, que pasa más tiempo sentado y no necesita cazar su comida, tiene que encontrar formas para que su cuerpo no sufra deterioro. Se puede argumentar que no hay tiempo suficiente para realizar actividades después del trabajo, pero no necesariamente necesitamos esperar. 

Conservar una posición por mucho tiempo resultará en fatiga, acalambramiento y músculos hechos nudo. Para personas ancladas al escritorio, podemos sacar provecho con unos prácticos ejercicios que se pueden hacer en el lugar de trabajo:

  1. Estiramientos de cuello. Con movimientos suaves, alterna inclinando la cabeza hacia el hombro izquierdo y luego el derecho, haciendo el rango de movimiento máximo; después la cabeza hacia enfrente y hacia atrás, a los lados y termina con movimientos circulares, en contra y según las manecillas del reloj. Repetir cada secuencia mínimo veinte veces para calentar y relajar los ligamentos.
  2. Hombros. Para evitar la sensación de estar hecho nudos, hacer movimientos circulares de los hombros, similar al nado de mariposa, con o sin brazos extendidos. Realizar los giros hacia adelante y hacia atrás, contando un promedio de 20 repeticiones en cada sentido.
  3. Muñecas. Extendiendo un brazo, palma hacia abajo, utilizamos nuestra otra mano para suavemente estirar nuestros dedos hacia arriba, deteniéndose en un punto antes de que sea doloroso y sostener la posición por unos segundos. Repetir tres veces con cada brazo.
  4. Piernas. Estando sentados, levantamos una pierna para subir y bajar nuestro pie, extendiendo lo más posible y repitiendo mínimo diez veces. Después hacer girar el pie diez veces en pro y en contra de las manecillas del reloj. Repetir el proceso con el otro pie.
  5. Calistenia en escritorio. Después de los estiramientos, podemos realizar movimientos para mover todo el cuerpo, que incluso podemos repetir frente al escritorio mientras realizamos llamadas o leemos documentos:


  • Sosteniendo el escritorio, subir una pierna hacia el lado y bajar lentamente. Alternar con cada pierna. Después subir y bajar la pierna hacia delante y hacia atrás doblando la rodilla; repetir la acción por treinta segundos y alternar.
  • Sentado y con espalda derecha, endurecemos abdomen mientras que levantamos una pierna y sostenemos por diez segundos. Repetir 15 veces y alternar con la otra pierna.
  • Hacer el gesto de sentarse y detenerse a centímetros del asiento, para sostener la posición por diez segundos y luego ponerse de pie. Comenzar con unas cinco repeticiones como mínimo y subir el número conforme mejore nuestra condición.

Aparte de la lista, uno de los ejercicios más discretos y efectivos es simplemente caminar; levántate y da unos pasos para ir a comer o realizar un encargo en domicilios cercanos. Para más información acerca de las mejores sillas y escritorios para tu oficina visita Ambiant Mobiliario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario