miércoles, 31 de agosto de 2016

Perder el tiempo buscando; organiza tu oficina para trabajar mejor.



Aunque existen estudios de tiempos y movimientos que comprueban el efecto negativo del desorden en nuestro trabajo, basta con recordar todas las veces que has detenido labores por encontrar papeles o artículos que necesitas. ¿Cuántas veces ocurre y cuánto tiempo inviertes en ello?¿Acaso no pasa que después de escarbar un rato involucras a otras personas en la búsqueda, haciendo que ellas también inviertan su tiempo?¿Cuánto tiempo después inviertes tú o equipo de trabajo quejándose o amonestando a alguien por el tiempo perdido? Sumar cada incidencia puede representar semanas o meses de horas ­hombre que pudieron usarse en cumplir la demanda del día y poder irse a casa a tiempo.

Además tener el riesgo de perder tiempo por búsquedas innecesarias, el tener un ambiente desordenado puede provocarnos fatiga mental al imaginar que los problemas y retos del trabajo son más grandes e interminables de lo que son en realidad, haciendo que nos desesperemos a medio camino o que nos cueste siquiera iniciar. Un espacio limpio nos ayuda a enfocarnos en la tarea que tengamos en frente y erradicar distracciones. Un estudio hecho por la universidad de Princeton mostró que los objetos en un sitio desordenado (ejemplo: esa montaña de recibos que está a punto de desplomarse, carpetas de proyectos concluidos que aún no se archivan) constantemente compiten por tu atención, resultando en un desempeño inferior. Tal como nuestro cerebro actúa al intentar hacer luchas tareas al mismo tiempo: los sentidos se saturan, sube el estrés y se bloquea nuestra capacidad de pensar creativamente, tomando más tiempo del necesario para realizar tu trabajo.

En lugares de trabajo con mucho movimiento, el mantener el orden puede ser intimidante, pero basta tener el hábito de sólo dejar a la vista aquello en lo que estás trabajando y no dejar pasar tiempo para archivar los documentos que vayan llegando y regresar artículos de oficina en su lugar después de usarlos. Si hay documentos que no puedes archivar aún, al menos dejar en secuencia, tipo y prioridad en estantes para hallarlos con facilidad. 

Se debe encontrar un balance para que el entorno sea grato e invitante para tener mentes estimuladas, debemos definir un lugar para cada cosa y que sea un acomodo que sirva al propósito del negocio: lo más utilizado a la mano, lo menos utilizado se guarda.

Para conocer diferentes opciones que te ayudarán a mantener tu oficina ordenada visita Ambiant de México,

No hay comentarios:

Publicar un comentario