miércoles, 31 de agosto de 2016

Archiveros: más de un siglo presente para el orden de las oficinas

Archivo y Almacenamiento


Los sistemas de archivos han existido por milenios, primero como estantes para guardar pergaminos y evolucionando para tener hileras de volúmenes con sofisticadas organizaciones, como era requerido por instancias de monarquías y gobiernos para cuidado de documentos de propiedad, manejos legales y administrativos.

Existen registros sobre el uso de gabinetes archiveros a mediados del siglo XIX en Estados Unidos, siendo la usanza previa el guardar todo en cajones, estantes y cajas. Conforme los negocios y organizaciones fueron aumentando en tamaño y complejidad, los archiveros llegaron como una respuesta para manejar sistemas de información que resguardaran bien y a la vez facilitaran el acceso a documentos específicos.

Los diseños de gabinetes fueron evolucionando para responder a necesidades según el trabajo, algunos tan pequeños como los gabinetes de escritorio para guardar cartas en orden alfabético y los de mayor tamaño hechos en madera para organizar documento en hojas tamaño oficio, como lo requerían en despachos legales, bancos y estaciones ferrocarrileras. A finales de los años 1800 el gran cambio se da al cambiar el diseño para hacer archiveros con láminas de metal, teniendo registros que datan de 1886 de su presencia en el mercado. Otro salto en su diseño se da con la modificación propuesta por Edwin G. Seibels en 1898, que permite archivar documentos de forma horizontal (anteriormente funcionando más como cajones y apilando papeles en su interior), que es el sistema que persiste a la fecha.

Gracias al avance de la industria, los archiveros actuales pueden encontrarse con distintos colores, tamaños, recubrimientos y diferentes sistemas de seguridad para mantener nuestra información segura y bien organizada.

Entre los tipos de archiveros que pueden contribuir a la productividad de tu oficina están:
  • Archiveros compactos con ruedas. Pueden estar a un costado o debajo del escritorio, para tener un repositorio temporal de documentos necesarios. 
  • Combinación archivero­cajonera. Usualmente consiste en uno o dos cajones superiores y un espacio 
  • para archivos con rieles para ordenar con pendaflex. 
  • Archivero Guardavisible. Hecho en metal, con entrepaños para organizar recopiladores, libros voluminosos y demás documentos que sean de fácil acceso. 
  • Archivero metálico combinado. Existe en varias combinaciones, como espacios multiuso con puerta retráctil y gavetas de archivo con chapa de seguridad, hasta cajas fuertes o entrepaños abiertos para usar como estantes de acceso común.

Existen en múltiples presentaciones, todo metal, aglomerado y madera, o combinaciones con madera, metal y recubrimientos plastificados. Acércate a un distribuidor especializado para encontrar los modelos que mejor se acomoden a tu entorno de trabajo. 

Conoce diferentes opciones de archiveros y deja de perder esos documentos importantes visitando Ambiant: Archivo y Almacenamiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario