lunes, 20 de junio de 2016

Ergonomía para alumnos y maestros, calidad en mobiliario escolar.

La experiencia escolar para las recientes generaciones han experimentado la transición de los asientos de corte industrial, de un diseño para todos, a la gradual adaptación a las medidas y posturas más naturales de quienes los utilizan. El mérito está para quienes que a pesar de las limitantes pudieron dedicar horas a sus estudios y graduarse, pero qué mejor es hacer un lado el distractor de la incomodidad y el riesgo físico que pueda presentarse en el futuro.

La ergonomía es la disciplina científica para amoldar los productos y servicios a la medida del usuario, y en el rubro escolar se ha enfocado a proveer la mejor experiencia de estudio al alumnado de cualquier edad y a los que imparten el conocimiento. Con asientos cómodos, que protejan la postura y liberen la tensión en partes clave de la espalda, en particular la región lumbar y la repartición del peso corporal para aligerar la presión en el área sacro iliaca. Mismo caso de contar con descansa brazos para aligerar el esfuerzo de la zona alta de la espalda por estar cargando con el peso de los brazos por tiempo prolongado.

Al momento de elegir asientos para las aulas, el departamento de Kinesiología y Administración de la Recreación de Manitoba, Canadá pone estos puntos a consideracion:

  • Tiempo sentado. Los niños en escuelas primarias duran hasta 9 horas sentados cada día.
  • Los patrones de postura comienzan a manifestarse a partir de los 7 años. La postura propuesta con los asientos del siglo veinte era con espalda erguida, que en periodos prolongados produce fatiga muscular; las posturas encorvadas no permiten el funcionamiento adecuado del diafragma, limitando la respiración.
  • Tamaño equivocado. El desarrollo de los niños es muy variado, tanto en lo físico como en lo cognitivo. Hasta un 83% de los niños se sientan en combinaciones de asiento-­mesa que no va de acuerdo a su estatura. Los resultados de investigaciones presentan que hay una gran disparidad ortopédica ­fisiológica con el mobiliario existente.
  • Tensión física. El resultado de utilizar mobiliario que no siga normativas ergonómicas se refleja en síntomas físicos tangibles. Típicamente los asientos convencionales tienen un respaldo que se inclina hacia atrás y se une al asiento haciendo un hueco; este diseño impide la circulación apropiada, además de afectar la postura natural de la espalda, tensionando cuello, hombros, los músculos de la espalda, además de entorpecer la digestión y aplicar tensión a la columna vertebral. 
  • Desempeño cognitivo. Ha sido extensivamente documentado que los asientos afectan a la ergonomía cognitiva. Un asiento incómodo provoca falta de atención, pobre concentración y capacidad retentiva, además de una caída en el desempeño general. Esto aplica a cualquier edad, incluyendo a los administrativos. 


A menos que sea una característica ofrecida por una institución exclusiva, el poder contar con asientos hechos a la medida para cada individuo es poco factible, pero se pueden seguir unos parámetros generales:


Tamaño adecuado. Dependiendo del nivel de estudios y las alturas promedio según la edad esperada del alumnado, se pueden solicitar o mandar hacer los asientos para amoldarse lo mejor posible.


Ajustabilidad​. La combinación de asiento y mesa deben coincidir con respecto a la estatura de la persona. Será preferente conseguir proveedores que tengan modelos que permitan ajustar la altura o en su defecto prever en el inventario cuatro o cinco distintas alturas de asientos.

Movilidad. Aunque no ha sido tan propagado, los diseñadores e ingenieros proponen asientos que ofrezcan distintos grados de movilidad, para cambios de postura e interacción en el aula.

Funcionalidad​. Es posible que algunas clases requieran constante movimiento y reacomodo de asientos para actividades grupales y no requieran de hacer anotaciones, otras requerirán espacio para poner herramientas, equipo de cómputo o dispositivos operados por grupo. Los asientos deben pensarse para el lugar, el tiempo promedio que se prevea que estarán estáticos y los elementos con los que se vaya a interactuar durante las clases.


Ref: smithsystem.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario