viernes, 18 de marzo de 2016

Las 10 reglas de un almacén eficiente 



El éxito de las empresas tiene mucho que ver con lo que se hace tras bambalinas. Además de desarrollar al mejor factor humano y depurar procesos productivos, se debe de contar con el mejor manejo de almacén posible. Es un camino de constante perfeccionamiento que debe tener en mira lo siguiente: 



1.La organización es crucial. ​ Si tus productos no están organizados, los nuevos ingresos tampoco irán a su lugar correspondiente; quien vaya al almacén a buscar una parte durará horas tratando de hallarlo y se perderá el día. Elige un sistema lógico y claro que sea fácil de interpretar y seguir. 

2. Comienza por una buena recepción.​ Cualquier nuevo ingreso debe inspeccionarse y verificarse de inmediato, para detectar daños y órdenes incompletas. También deben colocarse en sus estanterías correspondientes (pueden aparecer disponibles pero siguen en la zona de embarques y recibos).

3. Arma rutas críticas para recolección. En lugar de ir y venir del almacén al área de trabajo incesantemente, arma una secuencia para que en el mismo viaje se recolecte todo o la mayoría de lo que necesita. 

4. Reorganiza según necesidades. Común en centros comerciales, cambian el orden de acomodo de sus productos según demanda, temporadas y rotación de inventario. No hay una combinación que funcione para siempre, debes de adaptar con periodicidad. 

5.Control de calidad. La presión de tiempo puede dar origen a errores al empaquetar; hay que asegurar contenidos antes de sellar y enviar. Los productos equivocados deben de re-localizarse de inmediato para evitar una potencial escasez. 

6. La seguridad es clave. Los manejos de material deben estar planeados garantizando la seguridad de los trabajadores; cualquier accidente restará en capacidad técnica, tiempo y entorpecerá las operaciones. 

7. Nada en oscuridad. El contar con la suficiente y apropiada iluminación nos ayudará a tener un sitio seguro y que los operadores puedan realizar su trabajo. 

8. Entrenamiento. Tanto por rotación de personal como por los cambios de tecnología y procesos, es y será necesario entrenar al personal con cierta regularidad. También el entrenamiento mutuo (crosstraining) entre operadores les permitirá realizar más de un tipo de trabajo y apoyar como suplentes temporales. 

9. Sistema apropiado. Existen distintos paquetes de software que nos permiten monitorear inventario en sus distintas fases, embarques, órdenes de materia prima, entre otros. Puedes evaluar e implementar el que más se amolde a tus requerimientos. 

10. Asegura la pronta entrega y servicio a cliente. Debes ser capaz de facilitar a tus clientes información sobre el estado de su orden; si va en camino, que puedas dar actualizaciones sobre su progreso en el camino.

Entra en el siguiente link para ver las diferentes opciones para tu almacén.

Fuente: digitalistmag.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario