viernes, 18 de marzo de 2016

El desorden en almacenes, tiempo y dinero que se nos escapa sin saber.



¿Cuántas veces se han querido arrancar el cabello por no encontrar un tornillo, unas llaves, o algún otro objeto? En nuestros hogares no contabilizamos por ser nuestro tiempo personal, pero llegamos a invertir incluso tardes enteras, aparte de agotar nuestro buen humor. 

¿No sería mejor usar ese tiempo en disfrutar de un paseo en familia, en lugar de pelear con tu propia casa? Imaginen ahora en su entorno de trabajo, el tiempo que se paga al personal por hacer búsquedas sin fruto o por movilizar producto o sus partes de forma poco práctica, mermando la productividad.

Hay muchas ideologías que pueden ser útiles para la organización de almacenes. En este caso, resaltamos como ejemplo la filosofía japonesa de mejoramiento continuo, que entre sus aportaciones está el método de las 5 “S”, popularizado en los ambientes manufactureros pero aplicable a cualquier ámbito: 

- Seiri (Clasificar)
Se separa lo que es útil y se descarta lo innecesario, asegurando que todo lo necesario para operar esté disponible, en el lugar adecuado y de fácil acceso. Esto también nos ayuda a optimizar nuestro costo de inventario.

- Seiton (Ordenar) 
No es únicamente tener las cosas útiles cerca, debemos de manera sencilla identificar todo lo que se necesita, para evitar perder tiempo en buscar. Aplican soluciones como etiquetas, código de colores, posiciones específicas de anaquel, entre otros. 

- Seiso (Limpieza) 
Gracias a tener un sitio bien clasificado y ordenado, facilita la limpieza del lugar. A su vez, un lugar que se mantiene limpio nos ayuda a facilitar la detección de anomalías en máquinas o el inventario mismo, además de mantener al equipo de trabajo con buen estado de ánimo. 

- Seiketsu (Estandarizar) 
Esto es la integración con la manera en que se trabaja. En lugar de coleccionar y descubrir nuevos tipos de fallas por hacer el trabajo de forma diferente cada vez, el uniformar las operaciones hace que podamos predecir e implementar soluciones para evitar fallas y desperdicio. 

- Shitsuke (Disciplina) 
Se trata del seguimiento de los pasos anteriores, asegurando que se apliquen continuamente y midiendo resultados, para después planear y aplicar ajustes y mejoras que refinen el proceso.

Cada empresa es distinta, pero el factor común de todas las metodologías es el orden, la disponibilidad de material en la cantidad justa, su orden en el proceso y la frecuencia de uso. Tomando esto en cuenta, podrás aplicar una solución a la medida de tu negocio.

Conoce diferentes opciones para tu almacén entrando a Ambiant de México

No hay comentarios:

Publicar un comentario